TPV

¿Qué ventajas ofrece un TPV y cómo acceder a ellas sin fracasar en el intento?

Escoger el Terminal Punto de Venta correcto no es una tarea que suponga demasiado problema, sin embargo resulta crucial plantearse algunas cuestiones básicas. Si es de los que se pregunta qué aspectos considerar al momento de adquirir un TPV, a continuación se expone la respuesta.

¿Cuál es el mejor TPV para comprar?

El desplegado abanico de características y particularidades que presentan los Terminales Punto de Venta, suelen crear dudas en quienes desean comprar uno de ellos para su nuevo negocio, de ser el caso, conveniente conocer primero los aspectos que debes tener en cuenta al comprar un TPV.

La razón de la recomendación radica en que existen varias clases de equipo, y que cada uno presenta sus propias cualidades, por lo que aprovechar sus ventajas requiere elegir el adecuado según el sector en el que será utilizado.

TPV para comercios y tiendas

La naturaleza de este negocio, hace que estos TPV incluyan elementos clave para facilitar el proceso de compra/venta y el inventario. Entre ellos se destacan, base de datos de clientes y control de tallas o colores.

TPV para peluquería y estética

Estos equipos figuran entre los más específicos, por lo que rara vez suelen funcionar en otros sectores. Sus funciones principales son recordatorios de citas, además de la posibilidad de gestionar fechas.

TPV para hostelería (bares, restaurante)

Es uno de los tipos de terminales más demandados debido a su lo completo de su funcionamiento, empleándose tanto para la gestión de pagos con tarjeta de crédito y a través de códigos de barra como para aceptar pagos en efectivo. Asimismo, ofrecen la posibilidad rastrear datos financieros y fiscales, realizar seguimiento a las transacciones y controlar el inventario.

TPV para PYMES

Por regla, son los terminales de venta cuyo sistema se basa en aplicaciones para dispositivos móviles, entendiéndose la razón por la que resultan más económicos frente a los otros tipos y un hardware más flexible y ligero.

TPV en la nube

A diferencia de las tipologías anteriores, la gestión de estos equipos se ejecuta por medio de un dispositivo móvil con conexión a la red, pudiéndose elegir entre una Tablet o Smartphone. Su principal característica es un software de gestión almacenado en la nube, lo que prescinde de la necesidad de contar con un terminal en el negocio.

¿Qué aspectos considerar antes de elegir un TPV?

Adicional a conocer el tipo de TPV adecuado, es recomendable considerar los siguientes factores:

  • Precio: el nivel de demanda, la amplia competitividad de marcas y software para TPV, juegan a favor para que estos equipos sean actualmente más asequibles y de calidad.
  • Informe: la gestión de transacciones es apenas una de las funciones de los TPV, por lo que escoger modelos que brinden información puntual por ejemplo, actividad según horario y productos más vendidos, será indispensable.
  • Integración: si bien la mayoría de los equipos apenas demanda conectar al móvil u ordenador para comenzar a utilizarse, no todos los modelos se integran o sincronizan con ciertas Apps, requiriendo valorar este aspecto.
  • Soporte: rupturas, fallas o mal funcionamiento son una probabilidad para cualquier dispositivo electrónico, por lo que contar con un servicio de atención al cliente 24/7 será elemental.
  • Facilidad de uso: discrepando de otros equipos electrónicos, el TPV no requiere conocimiento previo en tecnología para su uso y configuración si se escoge uno con interfaz intuitiva y sencilla de utilizar.

Ventajas de comprar un TPV

Conociendo los tipos de TPV y los aspectos a cuidar antes de comprar uno, lo que queda es aprovechar las prestaciones que brinda, siendo la más destacada de todas, la gestión automática de las cuentas, ya que el equipo cuenta con un sistema capaz de registrar cada movimiento y transacción ejecutada. Además de ello:

  • Incrementa el valor del dinero al disponer de un software de eficaz y automático funcionamiento durante tiempo ilimitado.
  • Facilita el manejo del negocio, brindando un control total de la información.
  • Garantiza una mejor atención al cliente, agilizando las operaciones, disminuyendo el tiempo de espera y evitando inconvenientes relacionados con pedidos o devoluciones. En definitiva, un equipo ampliamente recomendable si se elige de forma adecuada.